El A B C para fidelizar a tus clientes

Cuanto tienes un negocio, especialmente restaurante, tienes que trabajar en atraer nuevos clientes que conozcas y consuman tus productos. Pero el trabajo no debe quedar allí, tienes el deber de elaborar algunas estrategias para que tus clientes se queden prendado de tu marca.

Ahora te mostraremos algunas estrategias básicas para fidelizar a tus clientes y, en consecuencia, aumentar tus ventas.

Mantén contacto con tus clientes

La mayoría de los negocios se olvidan de los clientes al cerrar una venta. Este es un error porque después de una venta viene el proceso de fidelización donde puedes convertir a un cliente, o consumidor ocasional, en un potencial embajador de la marca.
Existen varias formas de hacerlo y una forma fácil y muy efectiva es el email marketing. Mejor que un cliente que compre una vez es un embajador que compre muchas veces y sea parte de tu publicidad “boca a boca”, ¡piénsalo!

Sé agradecido

Cuando mencionas la palabra “gracias” muchas puertas se pueden abrir a tu alrededor. Agradecer a tus clientes por las compras o las visitas que realiza a tu negocio es importante para que este se sienta tomado en cuenta y le demuestres el valor que él/ella tiene para ti.

¿Cómo lo puedes hacer? Una vez se cierra la compra puedes enviar un mensaje de texto o un correo electrónico de agradecimiento al cliente. También puedes enviar newsletter con promociones y descuentos para promover nuevas visitas a tu negocio.

Conoce a tus clientes

Otra forma de crear fidelidad con tus clientes es conocer a tus clientes. Para esto debes aplicar estudios de mercado, encuesta de satisfacción, buzón de sugerencia y, obviamente, las efectivas redes sociales.

Conociendo a tus clientes sabrás qué tipo de servicios/productos ofrecer y personalizar la experiencia para resaltar en un mercado tan difícil como el gastronómico.

Trata como te gustaría ser tratado

Esta es una regla de oro básica para quienes trabajan directamente con el público. Y es que no hay mejor forma de tratar al cliente que como a uno le gustaría ser tratado, ¿suena complejo? Te lo decimos más fácil: sé cortés, educado, eficiente, asertivo, comunicativo, agradecido y, sobre todo, aprende de tus propios errores.

Cumpliendo con estas reglas básicas tu restaurante siempre estará en la mente de los clientes y verás cómo poco a poco tus construirás una marca sólida; respaldada por cientos de clientes fieles que creen en lo que haces.

comments powered by Disqus